El Merengue pondrá pantallas gigantes para que los socios puedan seguir en su estadio lo que suceda en París contra Liverpool.