El italiano sabe perfectamente cómo juega el equipo de Klopp, al igual que los Reds saben cómo juega "Carletto". La razón, en el pasado.