Lozano jugó los 90 minutos pero el Napoli quedó corto ante el Spartak