Dallas logró una sufrida victoria ante los Vikings de la mano de su quarterback suplente, quien tuvo un debut de ensueño.