El técnico español es claro al sentenciar que la planeación a largo plazo no existe en la actualidad y que son hijos de los resultados.