El mexicano anotó de penal en la victoria por 3-1 que deja al Wolverhampton más cerca de los puestos de copas.