Los Saints jugaron toda la segunda parte con un hombre menos y, aun así, los Spurs no fueron capaces de llevarse la victoria.