Horarios

Martín Onti: "No sólo es Zidane"

MADRID, España.- Como si el único y absoluto culpable de lo que sucede en el Real Madrid fuese Zinedine Zidane, las hordas desesperadas buscan un blanco contra el que disparar toda su frustración e impotencia. Hay que encontrar un ‘chivo expiatorio’ que salve las cabezas más comprometidas de la hoguera, y esa es la del técnico francés.

Nadie parece querer darse cuenta del momento actual, por más que a cada día la pandemia, sus contagios, sus muertes y sus consecuencias, nos recuerden que atravesamos una etapa inusual de nuestras vidas. Que los estadios vacíos son una advertencia de que algo fuera de lo común sucede, de que las mascarillas ya son el disfraz a que nos hemos acostumbrado a ver en todas partes y la distancia se hace -al menos en los que tenemos conciencia- un deber inquebrantable.

Con todo este arsenal irrefutable de hechos, de realidad que nos golpea a diario, el caso del Madrid no puede ser tomado con tanta liviandad y merece el análisis de lo que pasa en base a lo concreto. Por ello, no se puede juzgar sin tener en cuenta el contexto general. Lo que correspondería, es hacer que el eslogan ‘entre todos nos salvamos’, que nos repetimos a diario, tenga aplicación también en este caso particular.

Zidane es sólo una persona que ha llegado al límite en el que hoy no se puede ir más lejos. La función de los responsables de dirigir, como el entrenador galo y tantos otros en la misma situación, tiene sus cotas de intervención. También en el privilegiado ambiente de los clubes de fútbol existe una especie de psicosis colectiva producto del momento actual que camina a la par de la preparación física y futbolística.

Por ello, con estas condicionantes como premisas, es lo correcto pensar que si el Real Madrid atraviesa una etapa de mal juego habiendo sido el campeón de todo apenas hace unos meses atrás y con el mismo técnico, lo más sensato es tratar de comprender que no sólo ‘Zizou’’ es el culpable de lo que ocurre en el entorno de Valdebebas, sino la entera situación por la que atravesamos a nivel planetario.

En el Real Madrid, que por historia no admite más que estar siempre en la cresta de la ola, se debe sentar alrededor de una gran mesa a los que deciden para que recapaciten sobre las mismas consecuencias que afectan a tantas otras entidades. Nadie está exento de enfrentar esta actualidad y la inteligencia es la herramienta más aconsejable para hacerlo.

Desde el presidente, Florentino Pérez, al último de sus jugadores, directivos y gente de influencia que tienen un grado de intervención en esta historia, deberían asumir y comprender que la culpa es de todos y no sólo de Zinedine Zidane.

Por Martín Onti
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!