Horarios

Dom.Sep.26 1:30 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT

Martín Onti: Winners and losers

MADRID, España.- Se hace difícil ponerse en la piel del otro, del que tiene que tomar una decisión que equilibre su razón y su sentir. En cada aspecto del deporte, y de la vida, hay innumerables momentos en que esto también nos ha ocurrido a la gran mayoría de nosotros. La elección dependerá de muchas alternativas que afectarán el presente y el futuro, y más nos vale tener esto en cuenta.
 
Pondré a la Fórmula 1 como ejemplo porque es, dentro de los deportes que me apasionan, uno de esos en los que más se advierte este tópico. Se entiende el juego que hay que jugar, porque de no ser así no existiría el título establecido de líder y de escudero en un equipo.
 
Entender esto conlleva una apreciación de gestos y aceptación de hechos que muchos, en principio, creen será sostenible. Sin embargo hay momentos durante el proceso de una misma temporada inclusive, en que las sensaciones traicionan y los egos son un imposible de superar.
 
Sin ir más lejos, este domingo, el Gran Premio de Países Bajos nos dejó una muestra de cómo no siempre el comando de las situaciones límites está bajo el control de la razón. 
 
En la escudería Mercedes Benz hubo una orden expresa desobedecida por el segundo piloto, el finés Valtteri Bottas, de no intentar la consecución de la vuelta más rápida de la carrera para que su compañero, el inglés Lewis Hamilton, la conquistara y poder así sumar puntos de cara al campeonato que discute con el neerlandés Max Verstappen. Estas indicaciones casi caen en saco roto ante la desobediencia de Bottas; y de no ser por la última y salvadora vuelta del británico para conseguirla in extremis, otro hubiese sido este escrito.
 
Hoy por hoy, a idéntica postura se someten otros tantos pilotos de la F1. Se quiera exponer como se nos ocurra, las mismas alternativas suceden en Alpine Renault entre el 1 y 2, Fernando Alonso y Esteban Ocon; en Red Bull entre Max ‘Mad’ Verstappen y el mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez; en Ferrari entre Charles Leclerc y Carlos Sainz, como con Sebastian Vettel y Lance Stroll en Aston Martin y, aunque se haga la vista gorda, entre el resto de pilotos de la categoría máxima del automovilismo mundial.
 
El ‘Loser’ es aquí casi tan importante como el ‘Winner’. Poco se es en este deporte sin la comprensión de los diferentes roles que deben aceptarse en favor de un logro mancomunado, aunque se pronuncie en un ambiente tan competitivo como la Fórmula 1.
 
Hoy volvió a ganar Verstappen con Pérez muy lejos como para cuidarle las espaldas; Hamilton quedó apenas por delante de Bottas a pesar del ‘desplante’ del finlandés; Leclerc dejó olvidado a Sainz, incluso por detrás de Alonso que mantuvo a raya al francés Ocon; y aunque Stroll haya finalizado por delante de su ‘jefe’ Vettel y Nicholas Latifi del suyo en Williams, George Russell, hoy hubo total felicidad en la F1 en el circuito de Zandvoort pintado de naranja.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!