Ante la carencia de ídolos y figuras aztecas, relató cuando coincidió por primera vez con Chuy Corona, una señal del éxito de su generación.