Denominado como el "Mozart del Baloncesto", brilló a nivel FIBA y luego en la NBA previo a perder su vida en un accidente.